Recursos durante COVID-19

Cómo ser padres de niños pequeños durante la epidemia del COVID-19

Print

Skye StifelEscrito por Skye Stifel, Ph.D., LEP, NCSP

Ya sea al practicar el distanciamiento social o al cambiar nuestras rutinas cotidianas, no hay duda de que estamos atravesando tiempos sin precedentes. Como padres y cuidadores, a menudo nos preguntamos: “¿De qué forma esto afectará a mis niños? ¿Cómo adaptarnos lo mejor posible a esta nueva normalidad?”

Aunque debamos mantener una distancia física, esperamos que puedas sentirte más conectado(a) que nunca a través de los muchos recursos que ofrece el estado, y gracias a los siguientes consejos de la psicóloga Skye Stifel, Ph.D., LEP, NCSP.

Consejo 1: atravesar las emociones juntos.

Todos estamos atravesando emociones intensas en estos días, tanto los adultos como los niños.

  • Háblales a tus niños (de todas las edades) sobre lo que está pasando y cómo se sienten. No evites el tema ni actúes como si todo fuese “normal”. Deja que tus niños se expresen y hagan preguntas,
  • y sé honesto con tus respuestas. Cuéntales lo que pasa en un lenguaje apto para su edad: “Hay una enfermedad fea dando vueltas”. Incluso si no sabes qué responder, escucha sus inquietudes. Está bien decirles “No sé”, pero asegúrales de que estás haciendo todo lo posible para mantenerlos a salvo.
  • Comparte tus emociones con ellos. Así entenderán que está bien sentir y expresar lo que ellos mismos sienten, y que tu hogar es un lugar seguro para hacerlo.
  • No te sorprendas si aparecen comportamientos nuevos. Los niños atraviesan las emociones de manera diferente que los adultos. Es común que a veces se porten mal o actúen distinto como reacción a lo que sienten por dentro. Los niños necesitan que sus padres los ayuden a sentirse contenidos y tranquilos. Si ves que tus niños actúan diferente, reconoce su comportamiento y la emoción que hay detrás, hazles sentir que estás ahí para brindarles amor y mantenerlos seguros, y ayúdalos a retomar y continuar con sus actividades.

Consejo 2: priorizar el bienestar por sobre la escuela.

La escuela y la preparación escolar son importantes, pero hoy en día son cosas secundarias para el bienestar emocional de tus niños. Concéntrate más en sus necesidades y su estabilidad emocional.

  • Para los niños pequeños (entre 0 y 5 años), la “escuela” es un lugar donde van a jugar y socializar, ¡y tú puedes brindarles eso es casa!”. Diviértete con tus niños: revuélcate por el suelo, construye un fuerte o juega con burbujas mientras se bañan. Compartir estos momentos especiales es lo que más necesitan.
  • Si tienes un niño(a) en edad preescolar o kindergarten, dedícale un máximo de 30 minutos por día a las “tareas” escolares, y divide ese tiempo en períodos de 5 a 10 minutos por actividad. No dejes que las actividades escolares se conviertan en un factor más de estrés, y procura convertirlas en una oportunidad para conectarte con tus niños de manera divertida.
  • Recuerda que el aprendizaje no ocurre solamente quedándose sentados en un banco con un lápiz y papel. Leer un libro, cocinar juntos y conversar sobre ideas nuevas son excelentes experiencias educativas. Los niños también pueden aprender mediante el uso de la tecnología, siempre que estén guiados y acompañados por un adulto. Habla con tus niños sobre lo que ven antes, durante y después de estar frente a la pantalla para sacar el mayor provecho de la tecnología que usen. Opta por actividades en línea que promuevan su participación y los animen a moverse.
  • Usa la tecnología para que interactúen con otras personas mediante llamadas telefónicas y videollamadas. Poder ver y hablar con seres queridos y amigos es muy importante para la felicidad y el bienestar de toda la familia.

Consejo 3: es más fácil con una rutina.

Mantener la cordura y el equilibrio del hogar puede resultar más difícil que nunca en estos días. Las estructuras y las rutinas son claves ya que nos permiten anticiparnos. Los niños que saben qué esperar de cada día tienen más posibilidades de sentirse seguros y tranquilos. Intenta crear una rutina para cada día, así sea una rutina liviana. He aquí algunos consejos:

  • Desayunen, almuercen, merienden y cenen a la misma hora todos los días. Coman sus comidas en el lugar de la casa donde normalmente lo hacen.
  • Asigna un horario para estar frente a la pantalla, y procura que tus niños hagan un uso interactivo y participativo de la tecnología.
  • Llama a un ser querido todos los días a la misma hora.
  • Salgan afuera lo más que puedan, siempre manteniendo el distanciamiento social recomendado de seis pies como mínimo. Disfruten del aire libre en diferentes horarios del día. Salir afuera ayudará a que tus niños obtengan la actividad física que necesitan cada día.

Por último, ¡recuerda que estás haciendo lo mejor que puedes! Si estás estresado(a) o atraviesas una emoción negativa, tómate el tiempo que necesites para recuperarte (incluso si tus niños deban pasar un rato más frente a la pantalla). Si sientes estrés, tus niños lo notarán y eso los afectará a ellos también. La única manera de superar esta situación es manteniéndonos unidos día a día.

Centro de aprendizaje

Habla. Lee. Canta.

Puedes tener influencia en el desarrollo del cerebro de tu hijo desde el primer día.

Más información

Descargas gratuitas

Deja de fumar de una vez por todas.

Obtenga más información acerca de consejeros gratuitos y servicios de remisión.

Más información