Charlas de bebé

Print

De qué se trata

Lo entendemos. Es posible que te sientas un poco ridículo/a hablándole a un recién nacido diminuto, que no puede responder. Pero estas conversaciones tempranas son más valiosas de lo que podrías creer. Hablar, sobre lo que sea, ayuda a construir el cerebro de tu bebé desde el comienzo. Y cuanto más hables con tu bebé y lo hagas participar, más sencillo será. Antes de darte cuenta, ¡comenzarás a notar las respuestas de tu bebé!

Cómo hacerlo

Qué necesitarás:

  • Tu voz

¡Comencemos a hablar!

  • ¿Qué estás haciendo ahora? Cuéntale sobre eso a tu bebé. Por ejemplo, “Vamos a almorzar pronto. Ahora pongamos la mesa. ¿Tienes hambre?”
  • ¿Qué harás más tarde? “Vamos a ir a visitar a la abuela. Armemos tu bolso con pañales y lo que necesitas. ¿Tenemos suficientes toallitas húmedas? Vamos a revisar juntos”.
  • Nombra los objetos que te rodean. “Mira, aquí está tu osito favorito. Mira cómo lo abrazo. ¿Quieres abrazarlo también?” “Contemos tus calcetines. ¡Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis! ¡Son muchos calcetines!”
  • ¿Tu bebé está comenzando a balbucear? ¡Escucha sus esfuerzos y luego respóndele para ayudar a demostrar el patrón de conversación! Si tu bebé no parece interesado en el momento o si está molesto, no te desesperes, vuelve a intentarlo más tarde.
  • Las canciones y las rimas son una manera excelente de desarrollar habilidades lingüísticas. Reparte melodías simples durante el día y habla sobre las canciones que estén cantando juntos. “¡La canción de la arañita también era mi favorita cuando era niño/a! ¿Te gusta escuchar sobre cómo tejió su telaraña?”
  • Recuerda, puedes hablar en cualquier idioma y cambiar entre ellos. Existen muchos beneficios en el aprendizaje de dos idiomas.

Beneficios

Esta actividad ayuda a que el cerebro de tu bebé desarrolle:

  • Habilidades de escucha y rastreo visual
  • Lenguaje, vocabulario, comprensión